tratamientos corporales

Contenido

  • Beneficios de los tratamientos corporales
  • Tipos de tratamientos corporales
  • Depuración corporal
  • Mascarilla corporal
  • Envoltura corporal
  • Cepillo seco
  • Masaje
  • Tratamientos corporales en casa

Los tratamientos corporales aportan un beneficio tanto para el cuerpo como para la mente. Nuestro cuerpo es importante, cuando nos sentimos bien con él nos sentimos mejor en todos los aspectos.

Es momento de considerar un tratamiento corporal cuando estás pasando por mucho estrés, cuando notas que tu piel ha perdido suavidad y firmeza o cuando ha dejado de tener un brillo saludable.

Existen muchos tipos de tratamientos corporales, ya sea que te cubran de barro o te masajeen con un exfoliante energizante. Cualquiera sea tu elección el resultado hará que te sientas bien contigo misma y dejarás salir un «ahhh» muy necesario.

Una vez que elijas cual terapia te parece atractiva, es importante consultar con tu médico y compartir cualquier problema o molestia corporal que padezcas. Por supuesto si estás embarazada o tomas medicamentos debe saberlo tu terapista. Esto le ayudará a evitar el uso de ingredientes a los que pudieras ser sensible.

Tipos de tratamientos corporales

Depuración corporal

Tiene que ver con la exfoliación. El terapeuta te frotará vigorosamente de los hombros a los pies con una mezcla que puede incluir ingredientes como azúcar, sal o café molido. El objetivo es que al ser una mezcla granulada, retire la piel muerta.

La fricción también ayuda a mejorar la circulación y por ende a incrementar tu energía. La mayoría de las exfoliaciones corporales concluyen con un masaje de aceites hidratantes y cremas que penetran más profundamente la piel después de que la exfoliación hizo su trabajo.

No es recomendable que te realices afeitado o depilación antes de este tipo de tratamiento, y también evítalo si tienes alguna quemadura solar, alguna cortada o herida abierta.

Mascarilla corporal

Similar a una mascarilla facial, una mascarilla corporal se basa en una crema o pasta espesa de elementos naturales. Arcilla o barro combinada con frutas, plantas y minerales cuyo objetivo es desintoxicar y reafirmar la piel extrayendo impurezas y absorbiendo el exceso de grasa.

Consiste en aplicar la mezcla generosamente en todo el cuerpo durante unos 20 a 30 minutos.

Los objetivos pueden ser diversos y en función a eso se prepara la crema. Algunos tratamientos pueden incluir alfa hidroxi para ayudar a reparar el daño solar y combatir los signos de envejecimiento. O pueden incluir cafeína que ayuda a mejorar la circulación y reducir la apariencia de celulitis.

Otras soluciones naturales para limpiar la piel son los baños de avena o baños minerales.

Envoltura corporal

Este tipo de tratamientos consisten en envolver el cuerpo en sábanas, algas, película plástica o cualquier otro material que forme una especie de «capullo» después de aplicar una máscara. El objetivo es aumentar la temperatura corporal y aumentar la circulación, abriendo los poros y ayudando a que la máscara sea absorbida mejor por la piel.

La única contraindicación es si padeces de claustrofobia, ya que te impide moverte libremente.

Cepillo seco

Una de las técnicas más antiguas es cepillarse la piel con un cepillo de cerdas naturales (los materiales sintéticos son demasiado duros).

El cepillado es en seco, sin humedad ni agua. Esto elimina la piel muerta, mejora la circulación, elimina las toxinas y ayuda a mejorar la apariencia de la celulitis.

Se comienza por los pies con movimientos circulares y paulatinos hacia el corazón. Esto fomenta el flujo linfático natural, el sistema del cuerpo para aumentar la inmunidad y mantener los líquidos en equilibrio.

Este tratamiento corporal también puede fácilmente ser replicado en casa.

Masaje

Son innumerables y bien conocidos los beneficios de un buen masaje. Mejoran la circulación y el drenaje linfático para reducir el dolor y controlar los niveles de estrés.

Son muchas las variedades de masajes existentes hoy en día pero todos alivian la rigidez muscular y el dolor en las articulaciones.

Un masaje shiatsu, que se centra en los puntos de presión, ayuda a recuperar el equilibrio del cuerpo.

La reflexología se ha constatado que ayuda a minimizar el dolor de cabeza.

Los masajes tradicionales suecos aumentan la circulación.

Lo recomendable es pedir opiniones acerca del profesional que te atenderá para que te sientas segura y los resultados sean óptimos.

Tratamientos corporales en casa

En casa se pueden hacer algunos de los tratamientos corporales.

Se puede hacer una mascarilla casera con ingredientes que usualmente tenemos en casa.

Prueba esta sencilla receta que te puedes aplicar una o dos veces por semana antes de ducharte: Muele 1 cucharada de avena y combina con 1 cucharada de miel y ½ cucharadita de aceite de oliva. Aplica sobre la piel y deja reposar durante 15 minutos antes de enjuagar.

 

tratamientos corporales

Síguenos en redes sociales